Las librerias de Zaragoza informan que utilizan cookies de terceros para analizar la navegación de los usuarios. Navegar en nuestra web implica la aceptación de nuestra política de cookies como elemento técnico necesario para nuestra tienda online. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en el siguiente enlace: política de cookies


Aceptar

Premios Cálamo. Rueda de Prensa

Premios Cálamo. Rueda de Prensa
Compartir

Acudimos a la Librería Cálamo de Zaragoza donde iba a tener lugar la rueda de prensa de los XIV #PremiosCálamo con los autores ganadores: Ignacio Martínez de Pisón, Libro del Año por La buena reputación (Seix-Barral); Belén Gopegui, Premio Otra Mirada por El comité de la noche (Literatura Random House), y Francisco Ferrer Lerín, Premio Extraordinario por Mansa Chatarra (Jekyll&Jill).

Los tres se sentían satisfechos de recibir unos premios, que en palabras de Martínez de Pisón reúnen, como si de una antología se tratara, lo mejor de la literatura española. Una antología en la que encontramos autores muy conocidos pero también otros menos que no los son tanto pero sí igual de interesantes como Javier Sebastián o José María Conget. Pisón recalcó la importancia de la proyección mundial que puede tener una librería desde Zaragoza y cómo las librerías son el actual motor dinamizador de la cultura ante el abandono de las instituciones. Belén Gopegui señaló que las librerías son «focos de resistencia cultural, catacumbas que hay que proteger».

Coincidían en no saber las razones por la que sus libros han sido elegidos por los lectores o el jurado. Fue Ignacio Martínez de Pisón el primero en hablar y señalar el hecho de lo generosa que la ciudad ha sido siempre con él. Una ciudad que ya le ha premiado en otras ocasiones y que el Premio Cálamo Mejor Libro del Año es algo que le faltaba. Belén Gopegui apuntó que quizá la razón se encuentre en que es «una novela rabiosa, onírica, con una voluntad de intervención en un momento en el que había que intervenir en diferentes campos». Francisco Ferrer Lerín dijo que estamos ante «un libro misceláneo, un repaso a mi producción poética y como hay un poco de todo es difícil saber la razones de recibir este premio». Resaltó la cuidada edición, que sería merecedora de otro premio.

Preguntados por las razones que les llevaron a escribir sus novelas, Belén Gopegui ha dicho que «buscaba convertir el desamparo colectivo por la situación que estaba viviendo el país, en algo que se pudiera organizar con un fin de victoria».

Por su parte, Martínez de Pisón quería explorar la herencia, el testamento como fuente de conflictos. Era un aspecto dentro de sus libros y de las familias que aparecen en ellos, que no había tratado. Además, si la persona que testa ha sido manipuladora en vida, el testamento se convierte en una herramienta con la que seguir manipulando a los demás una vez fallecido. Algo que le resulta muy atractivo por un lado y muy maquiavélico por otro. Cambiar los destinos de los herederos con el legado. En las novelas se habla de vidas que pudimos elegir y no tuvimos. Pisón cambia a sus personajes el destino que les estaba reservado.

Francisco Ferrer Lerín procede del campo de la poesía y su obra «es una selección de poemas algunos tan antiguos que muchos de los presentes no habían nacido. No pretendía nada pero con ellos se inicia mi vida literaria. Ahora, en los últimos años he comenzado a pensar en el lector. Pero no hay una intencionalidad, no hay un programa previo. No hay argumentos detrás. Lo que cuenta en mi caso es cómo está escrito».

La asociación

La Asociación de Librerías de Zaragoza se constituyó en el año 1978 y es una entidad asociativa y profesional de las empresas del comercio de libro en el ámbito de la ciudad y provincia de Zaragoza. Su finalidad es la de representar, promocionar y defender los intereses de las empresas de librería asociadas, al amparo de lo establecido en las leyes vigentes del libro y del comercio.

#mislibrosenlibrerías

Agenda

Colaboradores