Las librerias de Zaragoza informan que utilizan cookies de terceros para analizar la navegación de los usuarios. Navegar en nuestra web implica la aceptación de nuestra política de cookies como elemento técnico necesario para nuestra tienda online. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en el siguiente enlace: política de cookies


Aceptar

Las librerías en los tiempos revueltos

Compartir
Tiene su mérito vivir cada día el oficio de la librería, en estos tiempos revueltos. Mayor mérito es hacerlo con una expresión que no parezca "sonrisa de comerciante". Vale la pena recordar que ser librero es, y ha sido a lo largo de los siglos, cualquier cosa, menos una tarea fácil y ajena de riesgos. En el interior de una librería se han vivido – y se siguen produciendo - los encuentros de las personas y de las ideas, a veces incluso con el deseo de derribar a quienes se creían poseedores de la verdad absoluta. Y ello ha supuesto correr algunos riesgos. Sin entrar en detalles, recordemos que en la trastienda de un bibliópola romano se reunieron los autores del magnicidio de Julio César, tal como podemos leer en los textos de Aulo Gellio. En una librería con taller de imprenta se encontraban quienes apoyaban la independencia de las colonias británicas en tierras de Norte América. Mucho más reciente, en el siglo XX, los libros y las librerías ayudaron a mantener viva la esperanza de que llegarían tiempos mejores. En aquel tiempo se hacía buena la leyenda del librero de Bruselas – Francisco Foppens - quien afirmaba en su emblema POST TENEBRAS SPERO LUCEM (siglo XVII). Por todo ello, propongo a nuestros colegas y amigos libreros que mantengan la certeza de que, después de estas tinieblas, vendrá la luz y con ella el aire fresco, que tanto necesitamos. Recordemos que en los tiempos de dificultad es bueno alzar la cabeza y mirar hacia el horizonte, porque allí reside la esperanza. A los lectores que pudieran tropezarse con estas líneas, escritas en la web de una asociación de librerías, les agradecemos sus atenciones y les invitamos a que apoyen a las librerías. Pedimos que lo hagan de la mejor manera posible, que es visitándolas. También pueden dedicarnos unas palabras de afecto, acompañadas de la compra de un libro, aunque sea de reducido importe, porque esa es la mejor cafeína para quienes trabajamos en las librerías. Y estos ruegos los hago a modo de despedida, pues termina mi tiempo como Presidente de esta Asociación de Librerías de Zaragoza, al coincidir mi jubilación con el final del ciclo de la actual Junta Directiva. Muchas gracias a todos. Paco Pons (Foto: Presentación del Día de las Librerías el 25 de noviembre de 2011)

La asociación

La Asociación de Librerías de Zaragoza se constituyó en el año 1978 y es una entidad asociativa y profesional de las empresas del comercio de libro en el ámbito de la ciudad y provincia de Zaragoza. Su finalidad es la de representar, promocionar y defender los intereses de las empresas de librería asociadas, al amparo de lo establecido en las leyes vigentes del libro y del comercio.

#ApoyaATuLibrería

        

 

Agenda

Colaboradores